• Separaciones y divorcios. Nuestro ordenamiento jurídico sigue manteniendo la separación como opción, aunque la mayoría de parejas opta por el divorcio. En nuestro despacho encontrará respuesta a este problema, tanto si se trata de un divorcio contencioso como de mutuo acuerdo.
  • Rupturas de pareja de hecho. Como abogados en derecho de familia, también le asesoramos si no ha contraído matrimonio y ha optado por constituir una unión estable de pareja.
  • Guarda y custodia de los hijos. En los últimos años se ha producido una evidente evolución hacia la guarda compartida. La tendencia de los Juzgadores a estimar este tipo de guarda, supone un cambio radical en cuestiones como la atribución  del uso de la vivienda o las pensiones de alimentos. Por ello, realizaremos un análisis global de la situación familiar con el fin de salvaguardar los derechos de los menores.
  • Alimentos de los hijos. La pensión de alimentos es una obligación que ambos progenitores tienen respecto de sus hijos. No obstante, para determinar su cuantía hay que analizar tanto la capacidad económica de los alimentistas, como los gastos de los menores. Incluso cuando los Tribunales estiman una custodia compartida, puede haber condena al pago de una pensión de alimentos a cargo de uno de los cónyuges o progenitores si existe desequilibrio económico entre las partes. Estudiaremos su caso en este sentido y defenderemos sus intereses.
  • Pensión compensatoria y pensión por razón del trabajo. Haremos un análisis exhaustivo de las circunstancias personales y económicas de ambos miembros de la pareja y le orientaremos en este sentido.
  • Liquidación de los bienes y del patrimonio común. Cuando no existe acuerdo entre los cónyuges para liquidar el patrimonio común, podemos solicitarlo judicialmente en el mismo procedimiento de divorcio. De esta forma se ahorrará instar un procedimiento exclusivo de disolución de condominio.
  • Modificación de medidas. Si sus circunstancias personales, profesionales, económicas… han cambiado respecto a las que tenía en el momento de la separación o del divorcio, solicitaremos una modificación de las medidas que se adoptaron entonces para adaptarlas a su nueva situación.
  • Ejecución de Sentencias. Las Sentencias de separación, divorcio o guarda y custodia deben cumplirse. Incluso si han sido recurridas, podemos instar la ejecución provisional de las mismas.
  • Incapacitación. Nunca es agradable incapacitar a un ser querido pero en ocasiones es imprescindible para que sus familiares puedan tomar decisiones en su nombre y beneficio. Si tiene un familiar con una enfermedad física o psíquica que le imposibilita gobernarse por sí mismo, le asesoraremos y ayudaremos a promover el proceso de incapacitación.